El magnesio: ¿Cómo, cuándo y por qué?

22/12/2015

 

La alimentación actual presenta, entre otras características, de un gran déficit de magnesio, que es un mineral importantísimo para la salud. Esto se debe a que en el siglo XX, y por primera vez en la historia de la humanidad, el hombre ha desequilibrado los suelos de cultivo empobreciéndose los de ciertos elementos básicos para el organismo, entre ellos, el magnesio.
Cuando se produce un déficit de magnesio en el organismo, éste provoca problemas en relación con el sistema nervioso, tales como: ansiedad, desasosiego, dificultad para fijar la atención, etc. En ocasiones, estos síntomas se atribuyen con una depresión y se trata con fármacos.
Asimismo, como el magnesio interviene en la relajación muscular, esta deficiencia se manifiesta también en contracturas, calambres, pinchazos en la región precordial, espasmos, arritmias, taquicardias, sensación de nudo en la garganta, dificultades en la respiración y, en ocasiones , hipertensión.
Además, cuando su concentración disminuye en la sangre se elimina en menor cantidad por la orina, lo que da lugar a la formación de piedras en el riñón.
Dentro de nuestro cuerpo el magnesio interviene en más de 320 sistemas enzimáticos, tales como: La formación de todos los tejidos del cuerpo humano incluidos los del esqueleto, formación de anticuerpos, enzimas y hormonas, la relajación muscular, en el ritmo cardíaco, en el trabajo mental ...
Además, es indispensable en la síntesis de las proteínas de nuestro cuerpo y, por tanto, determinante en la fabricación y reparación del desgaste de los cartílagos, los huesos, los tendones, las paredes del estómago, los vasos sanguíneos, etc.
El magnesio está altamente indicado en estados carentes de este mineral (embarazos, lactancia, pubertad, vejez, ansiedad, calambres, tics y contracturas). Y del mismo modo, es esencial para mantener en óptimas condiciones y reparar el desgaste de los cartílagos, tendones y huesos.
Como tomarlo: La dosis diaria recomendada de magnesio es de 375 mg / día de ión Mg ++ y se puede tomar con cualquier compuesto de este elemento como: cloruro, carbonato, lactato ... entre otras fórmulas.
Existen diferentes formatos para consumir el producto: comprimidos, sales, geles, líquidos ... para mayor comodidad del usuario.
Según la lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables del magnesio y que se publican en el Reglamento (UE) nº 432/2012 de la Comisión del 16 de mayo de 2012, este mineral contribuye a: Disminuir el cansancio y la fatiga, a la equilibrio electrolítico, el metabolismo energético normal, al funcionamiento normal del sistema nervioso, en el funcionamiento normal de los músculos y en la síntesis proteica normal de entre otras declaraciones autorizadas.

                                                                                                    

comments powered by Disqus